PRINT

Plato adicional

vegetariano

image of hummus surrounded by vegetables

Humus casero

A mis hijos les encanta el humus y es un alimento básico en nuestra casa para aperitivos, sándwiches y ensaladas. Rico en fibra y aceites saludables, el humus es nutritivo y fácil de comer, pero de vez en cuando hay que darle un poco de sabor. ¿Has notado la variedad de sabores de humus en el supermercado? Los hay de pimentón dulce, alcachofa, tomate seco... y la lista continúa. ¡Incluso he visto humus de chocolate!


Los humus del supermercado saben bastante bien, pero es muy fácil hacerlos en casa y le puedes dar el sabor que más te guste. Invita a tus hijos a que sean investigadores culinarios. ¿Qué sabores están de temporada? ¿Qué hay en la alacena que hará de un simple humus el más vendido del mercado?


Haz de esto todo un proyecto y hablen sobre marcas, publicidad y etiquetas de alimentos. Pídeles que fabriquen un logo y le den nombre a su receta de humus. Las posibilidades son infinitas y a los niños les encantará jugar con los diferentes sabores. Así es como realmente aprenderán a cocinar.

15 mins

porciones 4-6

Ingredientes

1/3 taza de tahini (crema de semilla de sésamo)

3 cucharadas de agua fría, o más si es necesario

2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen

1 cucharadita de comino molido (omitir si se usan otros condimentos) 3/4 cucharadita de sal

2 dientes de ajo medianos, pelados

2 cucharadas de jugo de limón fresco o vinagre de vino tinto

1 lata (15 onzas) de garbanzos, escurrida


Opciones:

2 cucharadas de pimentón dulce

1 cucharada de pesto preparado

1⁄4 taza de alcachofas enlatadas

¡O cualquier ingrediente que te guste (o tengas a mano)!

direcciones

Utilizando un procesador de alimentos, mezcla todos los ingredientes excepto los garbanzos: tahini, agua, aceite de oliva, comino, sal, ajo y el jugo de limón (o vinagre).

Procesa hasta que la mezcla esté suave y cremosa, y luego agrega los garbanzos.

Procesa por 3 a 4 minutos hasta que el humus obtenga una consistencia cremosa, haciendo una pausa cada minuto más o menos para raspar los lados del bol. Añada un poco más de agua si el humus está demasiado espeso.

Saborea y sazona al gusto.

COOKING TOGETHER

LOS NIÑOS PUEDEN:

  • Mezclar el humus
  • Probar nuevos sabores
  • ¡Crear una marca, un logo o una campaña de marketing!

LOS ADULTOS PUEDEN:

  • Ayudar y animar a los niños. ¿Quizás la primera persona que sugirió el humus de chocolate fue rechazada? Pero, oye... ¡es un sabor popular ahora! Mantén una mente abierta y dale a los niños espacio para experimentar.

Cheryl Knecht Muñoz

Cheryl es la dueña fundadora de Sugar Beet Schoolhouse, una escuela de cocina para niños y sus familias en River Forest, IL. Como chef, instructora y madre de familia, le apasiona cultivar, cocinar y compartir comida sana y deliciosa en comunidad con otros.

PrevioSiguiente

El almuerzo

Preguntas para la cena

¿Qué profesión aprecias ahora más que nunca?

(Aprovechamos para darle un saludo especial a todos los trabajadores de los supermercados).

Descubre una pregunta diferente sobre…