PRINT

La cena

vegetariano

Pasta de calabaza con queso

En vez de corretear a mis dos hijos (ahora de 13 y de 10) para que coman sus vegetales, trato de ser un ejemplo positivo comiendo vegetales a menudo y con entusiasmo. Pero eso no siempre es suficiente, así que, de vez en cuando, recurro al viejo truco de añadir vegetales escondidos a los platos favoritos de mis hijos.


Uno de estos platos es esta deliciosa pasta de calabaza con queso. Tiene la misma apariencia y textura que la pasta con queso tradicional, pero con un saborcito dulce muy sutil que a mis hijos les encanta. Lleno de nutrientes y rico en fibra, la calabaza es considerada un superalimento en la temporada de invierno, así que sírvanse con ganas y disfruten del ingrediente “secreto”.

60 mins

porciones 4-6

Ingredientes

1/2 calabaza mediana pelada, sin semillas y picada (unas 4 tazas)

2 cucharadas de aceite de oliva

Sal y pimienta kosher

1/2 libra de pasta penne

2 1/2 tazas de leche, divididas

2 cucharadas de mantequilla

3 cucharadas de harina

2 tazas de queso cheddar fuerte, rallado


direcciones

1. COCINA LA CALABAZA

Precalienta el horno a 400 grados F. Forra una bandeja con papel pergamino y esparce los trozos de calabaza en la bandeja. Ponles 2 cucharadas de aceite de oliva, sal y pimienta, y revuelve todo con una cuchara para que los trozos de calabaza estén bien cubiertos con el aceite.

Ponlos al horno por 20 a 30 minutos o hasta que los trocitos de calabaza se suavicen. Sácalos del horno para revolverlos un poco cada 10 a 15 minutos.

Una vez que la calabaza esté suave y tierna, pásala con cuidado a una olla o tazón grande y, usando una licuadora de inmersión, haz un puré con la calabaza. Añade media taza de leche y continúa haciendo el puré hasta que esté suave. (También puedes hacer este paso en un procesador de alimentos o en una licuadora).


2. COCINA LA PASTA

Mientras rostizas la calabaza en el horno, puedes cocinar la pasta según las instrucciones del paquete.


3. HAZ LA SALSA

En un sartén grande a fuego medio, derrite la mantequilla y añade la harina en la mantequilla derretida hasta conseguir una consistencia pastosa. Cocina unos 2 a 3 minutos más, revolviendo constantemente, hasta que la mezcla de harina huela a nuez y sea de color marrón claro.

Añade las 2 tazas de leche restantes y sigue revolviendo hasta que la mezcla esté suave.

Añade las 2 tazas de queso rallado y el puré de calabaza y continúa revolviendo.

Cuando la salsa se vuelva espesa, baja a fuego lento y añade la pasta cocida al sartén y revuelve hasta mezclar todo bien. Sazona con sal y pimienta al gusto.

COOKING TOGETHER

LOS NIÑOS PUEDEN:

  • Ayudar a abrir la calabaza. Tal vez tengan que investigar un poco para conocer la mejor manera de hacer esto. ¡Será parte de la diversión!
  • Ayudar a cortar la calabaza en trozos usando un cuchillo de mantequilla o un pequeño cuchillo de chef. Para los chefs más pequeños, utilizo unas herramientas que llamamos cortadores ondulados. Son perfectas para niños de 2 años o más.
  • Rayar el queso.

LOS ADULTOS PUEDEN:

  • Explorar con sus hijos y aprender sobre las diferentes variedades de calabaza en el mercado o en internet. ¿Por qué hay tantas? ¿Cómo se llaman? ¿Cómo se comen? Son naranjas, verdes, azules, grises y amarillas por fuera. ¿De qué color son por dentro?
  • Administrar todo el proceso (y el horno) al cocinar esta deliciosa receta de temporada.

Cheryl Knecht Muñoz

Cheryl es la dueña fundadora de Sugar Beet Schoolhouse, una escuela de cocina para niños y sus familias en River Forest, IL. Como chef, instructora y madre de familia, le apasiona cultivar, cocinar y compartir comida sana y deliciosa en comunidad con otros.

PrevioSiguiente

El almuerzo

Preguntas para la cena

¿Qué profesión aprecias ahora más que nunca?

(Aprovechamos para darle un saludo especial a todos los trabajadores de los supermercados).

Descubre una pregunta diferente sobre…