¿Qué tienes en mente? Sea cual sea tu pregunta, nuestro equipo de maestros galardonados, consejeros y otros profesionales de la educación la responderán.

Pregúntale a un Navegador

PRINT

Mi hijo de onceavo grado nunca sale de su cuarto. Creo que hace sus clases virtuales, pero casi no lo vemos (en serio). Sale de su cuarto ocasionalmente para comer o beber agua y luego regresa a su guarida. Creo que se queda despierto hasta muy tarde, probablemente chateando con sus amigos o jugando videojuegos, se despierta tarde en las mañanas, hace las tareas requeridas y sigue durmiendo. ¿Cómo lo animo a que salga de su cuarto y participe más con la familia?

Noctámbulo en New Orleans

A photo of Gary

Gary Briggs

Nacido en Nueva Orleans, Gary Briggs fue maestro y director de maestros antes de unirse a EdNavigator como Director Ejecutivo en Nueva Orleans. A Gary le apasiona apoyar el bienestar de los jóvenes tanto dentro como fuera del aula.

Sospecho que no eres el único padre de familia con un adolescente nocturno en estos momentos. Es un tiempo difícil para ser un adolescente y tu hijo y sus compañeros están haciendo lo que sea para salir adelante, lo cual puede resultar en comportamientos extraños.


Primero, creo que es importante establecer si este es un problema con P mayúscula, o simplemente un estilo de vida no muy ideal del que saldrá, una vez que todo cambie. ¿Te preocupa su estado de salud mental por alguna razón en particular (o es instinto paternal)? Si es así, debes intervenir, le guste o no a tu hijo. Para tener una mejor idea de lo que está pasando, considera instituir una reunión familiar al inicio o al final del día. (No tienes que forzarlo a levantarse temprano). Intenta utilizar esta oportunidad para hablar y repasar los planes del día (o darse un informe de cómo fue el día al final de la jornada). No tienes que hacerle preguntas directas, pero busca pistas sobre lo que tiene en mente: ¿Extraña a sus amigos? ¿Ha perdido esperanzas sobre el futuro? ¿Tiene dificultades con el aprendizaje en línea? Si te preocupa algo, dilo a ver qué te dice. Dependiendo de lo que esté pasando, considera buscar ayuda de un maestro conocido, su doctor o un terapista. (Servicios de terapia por texto, como Talkspace, pueden ser especialmente atractivos para los adolescentes, aunque las coberturas de seguro varían).


Al parecer, lo que te preocupa no son sus notas ni su bienestar académico, pero ya que ha surgido, te aconsejo que hables con su maestro como punto de partida. ¿Hay alguien en la escuela con el que tenga una buena relación? Tal vez puedan tener una llamada por Zoom para hablar sobre cualquier problema y cómo ponerse al día o retomar su rumbo. Si puedes, mantente al margen de la situación y deja que tu hijo lo maneje independientemente, siempre y cuando estés al tanto de lo que está pasando y cómodo con el progreso que ves.

“Primero, creo que es importante establecer si este es un problema con P mayúscula, o simplemente un estilo de vida no muy ideal del que saldrá, una vez que todo cambie.”

Si piensas que tu hijo está bien en general, pero la falta de interacción social ha resultado en hábitos un poco locos, hay varias cosas que puedes hacer para sacarlo de su cuarto poco a poco.


¿Qué si le haces su comida favorita junto con una película o un reto de videojuegos en familia? (Obviamente, dependerá de qué tan apropiado sean los videojuegos y la película para los más pequeños de la familia, pero si quieres sacar a un adolescente de su hibernación, tendrás que darles las riendas). Puedes intentar sacar tiempo para hacer algo solo tú y él, lo que sea, aunque sea manejar a buscar comida de su restaurante favorito de comida rápida o comida para llevar. ¿O qué tal si le pides ayuda con algo difícil que lo haga sentirse útil en la casa? (Esto puede ser cualquier cosa, desde ayudarte a limpiar las canaletas hasta ayudar a un hermano menor con su tarea).


Por último, considera la posibilidad de conspirar (en secreto) con los padres de sus amigos. Comprueba con ellos cómo les va a sus hijos. ¿Hay algo que puedan hacer juntos para ayudar a los niños a recuperar una cierta apariencia de normalidad al volver la primavera, probablemente con reuniones al aire libre a distancia y utilizando mascarillas de forma segura, o con llamadas de Zoom en grupo?


Si has tratado todo y sigue con su hábito nocturno, pero lo ves sano y saludable, pienso que está bien aceptar que su horario no es el indicado, pero tampoco las circunstancias lo son. Eventualmente, se esperará que esté en la escuela a cierta hora (temprana) y tendrá que levantarse, vestirse y salir de la casa.