¿Qué tienes en mente? Sea cual sea tu pregunta, nuestro equipo de maestros galardonados, consejeros y otros profesionales de la educación la responderán.

Pregúntale a un Navegador

PRINT

La escuela virtual es un reto, y sé que mis hijos recibirán una mejor educación una vez que vuelvan a la escuela real, pero mi esposa y yo todavía preferimos mantenerlos en casa hasta que sepamos que es seguro enviarlos de vuelta. Me preocupa que cancelen la escuela virtual cuando más estudiantes decidan regresar a clases presenciales. ¿Pueden hacer eso? ¿Debería prepararme para enviar a mis hijos en persona antes de estar listo?

Pasando desapercibido en Luisiana

Meghan Stroh

Meghan Stroh es una profesora galardonada de ciencias de secundaria, entrenadora de instrucción y líder escolar. Dedicada Navegadora de EdNavigator, Meghan disfruta hacer manualidades y coser quilts a mano en su tiempo libre.

Estimado Pasando Desapercibido:


Esta es una pregunta difícil y entiendo tu ansiedad. La verdad es que aún hay mucho que se desconoce del proceso de reapertura escolar. En algunos lugares, las escuelas están regresando a la modalidad en línea o híbrida por los elevados números de casos o por grupos de contagio dentro de ciertas comunidades escolares. Mientras que en otros lugares los estudiantes están regresando a clases presenciales. ¡Es difícil predecir lo que pasará!


En parte, depende del tipo de escuela a la que asisten tus hijos. He visto más casos de escuelas privadas presionando a familias para que los estudiantes regresen a clases presenciales, mientras que las escuelas públicas se mantienen operando en modo híbrido o virtual. Y, por supuesto, es hasta más difícil predecir lo que pasará de aquí a inicios del próximo año escolar. Para entonces, esperamos que haya suficientes vacunas, por lo menos para los adultos, creando un entorno más seguro en general para que las escuelas abran sus puertas y le pidan regresar a las familias.


Sea cual sea el caso, en algún punto los estudiantes regresarán a la escuela y es posible que pase antes de que te sientas preparado. Ya que la decisión puede que no esté bajo tu control, es una buena idea irse preparando y hacer un plan con el que te sientas más cómodo y seguro cuando tus hijos tengan que regresar. Estas son unas cuantas sugerencias:


Haz una lista de preguntas para la escuela acerca de los procedimientos de seguridad. Por ejemplo, ¿cuál es el plan actual para identificar estudiantes con síntomas, aislarlos y notificar a las familias? ¿Se me notificará de un posible caso o exposición en la escuela o solamente si se ha dado en el aula de mi hijo? ¿A quién se le requiere usar mascarillas y cuando? ¿Cómo serán las comidas y meriendas? ¿Qué medidas de distanciamiento hay para cuando los estudiantes se quiten las mascarillas? ¿Se abrirán las ventanas o, si no, cómo se asegura la escuela de que haya buena ventilación?


Determina los pros y contras de regresar a la escuela y qué factores puedes controlar para sentirte más cómodo con la idea. En tu caso parece que el regresar a la escuela tendría beneficios académicos y sociales para tus hijos, pero te preocupa el riesgo de su seguridad. ¿Hay alguna otra forma que puedas limitar la exposición de tus hijos a los riesgos de contagio para que así estés más cómodo tomando el riesgo de asistir a la escuela? Por ejemplo, asegurarte que tus hijos utilicen sus mascarillas de manera consistente, aunque sus amigos no lo hagan, limitar tu burbuja a los que viven en tu casa, evitar las salidas o recados no esenciales, y no participar en ninguna otra actividad en persona fuera de la escuela.


Planifica los distintos escenarios. Piensa lo que harías en una situación en donde uno de tus hijos se ha expuesto o es posible que se haya expuesto en la escuela, o se le pide que haga cuarentena. ¿Hay alguien que se pueda quedar con tu hijo en la casa? ¿Puedes aislar a tu hijo de los demás miembros de la familia, especialmente los de alto riesgo?


Mantente en contacto con la escuela. Hay mucha información (y desinformación) circulando, y puede ser difícil estar al tanto de lo que de verdad está ocurriendo. Identifica a una persona en la escuela y mantén contacto con esa persona, ya sea un asesor o intermediario familiar, el director, asistente del director o algún maestro de tus hijos, para que te sientas mejor informado, aunque no estés de acuerdo con algunas de las decisiones que está tomando la escuela.


Desafortunadamente, pienso que es probable que se les requiera a algunos estudiantes regresar a clases presenciales antes de que sus familias estén del todo listas, así como ciertas familias tendrán que continuar con el aprendizaje a distancia, aunque no lo prefieran. Ninguna opción es ideal y todas las familias (y docentes) estarán haciendo sacrificios. Cuando finalmente haya vacunas para vacunar a docentes y estudiantes en gran número, tengo la esperanza de que estaremos ante una situación mucho más segura para todos. Mientras tanto, no pierdas el ánimo. Estamos contigo y no dudes en contactarnos por cualquier otra cosa.

“Ya que la decisión puede que no esté bajo tu control, es una buena idea irse preparando y hacer un plan con el que te sientas más cómodo y seguro cuando tus hijos tengan que regresar.”