¿Qué tienes en mente? Sea cual sea tu pregunta, nuestro equipo de maestros galardonados, consejeros y otros profesionales de la educación la responderán.

Pregúntale a un Navegador

PRINT

Los campamentos de verano presenciales son carísimos. ¿Qué me sugieren hacer para no gastar cientos de dólares a la semana?

Preocupada en el sudeste de Luisiana

Ileana Ortiz

Ileana Ortiz nació y creció en Miami y ahora vive en Nueva Orleans, donde forma parte de nuestro equipo de Navegadores apoyando a familias de habla hispana. Une orgullose aficionade del teatro improvisado, amante de los disfraces y seguidore de al menos 42 cuentas de Instagram de tiernos animalitos, Ileana también cree firmemente que todos los días son buenos para celebrar Halloween.

Estimada Preocupada en el sudeste de Luisiana:


Te entiendo. Encontrar un campamento de verano asequible puede ser más difícil que obtener la vacuna contra COVID. Y este año, parece ser peor que nunca porque, con las medidas de distanciamiento social, hay menos cupo. Ten en cuenta que algunos campamentos que parecen caros, ofrecen becas o ayuda económica, y vale la pena mandarles un correo electrónico para preguntar. Y aquí tienes otras opciones que puedes considerar:


Acude a tus vecinos. ¿Tienes amigos o vecinos en una situación similar este verano? Considera la posibilidad de unirte con ellos y compartir el cuidado de los niños, turnándose para cuidarlos ciertos días de la semana o ciertas horas al día. O mejor aún, si conoces a un adolescente responsable en el vecindario, contrátalo para que supervise a tus hijos por una tarifa razonable. Puntos extra si tiene alguna habilidad atlética o artística que pueda enseñarle a tus hijos, ya que a los más pequeños les encanta aprender de los mayores.


Programas municipales. Los campamentos privados tienden a llenarse rápidamente, pero a menudo los programas de verano administrados por los departamentos locales de parques y actividades recreativas tienen más plazas, y también suelen ser más asequibles. En Nueva Orleans, consulta las opciones de la New Orleans Recreation Division (NORD).


Iglesias, templos y otros lugares religiosos. Aunque no te consideres parte de una comunidad religiosa, muchas instituciones religiosas ofrecen programas de verano a precios razonables.


Centros comunitarios y bibliotecas locales. Aunque no todo esté de regreso a la normalidad (y las bibliotecas aún no estén abiertas para disfrutar horas leyendo en aire acondicionado), ciertos locales están ofreciendo programas especiales de verano, por lo que vale la pena consultar sus sitios web para saber qué hay cerca de ti.


YMCA. Los campamentos de verano de YMCA no son baratos, pero siguen teniendo un precio más razonable y asequible que otras opciones. Y muchos de los YMCA ofrecerán opciones de verano. Encuentra tu YMCA más cercano aquí.


Si estás dispuesto a considerar opciones virtuales desde casa, estas son las más recomendadas:


Backyard Camp. Se trata de un boletín semanal con actividades sencillas que se adaptan a la edad de tu hijo, a sus intereses (como los deportes, las artes, etc.) y a si vives en una casa o en un edificio. Es totalmente gratuito, pero hay que crear una cuenta.


Outschool. Ofrece cursos virtuales sobre todo lo que te puedas imaginar (en serio, sea lo que sea que le interese a tu hijo, seguro encontrará una clase para ello). Los precios varían, pero cuestan usualmente entre 10 y 15 dólares.


Camp Kinda. Nuestro favorito, ¡por supuesto!, es nuestro propio campamento,Camp Kinda, el cual regresará este verano con nuevas aventuras desde Codificadores hasta El arte de la magia. Cada aventura ofrece horas de contenido semanal para que tus hijos se diviertan con temas interesantes y actividades virtuales y manuales que requieren supervisión mínima. Y este verano estrenaremos Camp Kinda Jr. para los campistas más pequeños, menores de 6 años. Camp Kinda cuesta $25 dólares por familia para todo el verano, y ofrecemos exenciones de pagos.