PRINT

En un típico año escolar, los niños se emocionan por regresar a la escuela para ver quiénes son sus compañeros de salón, empezar a utilizar sus libros de texto que aún huelen a nuevo y apostar por cuál clase ganará la fiesta de pizza como premio por tener asistencia perfecta en el primer mes de escuela.

Pero este no es un típico año escolar. Habrá menos tradiciones y celebraciones del inicio de ciclo escolar y más distracciones que forman parte del aprendizaje a distancia. Y, por eso, mantener a nuestros niños enfocados y motivados en sus quehaceres escolares puede llegar a ser casi que un segundo (o tercer) trabajo en sí. Pero con las estrategias adecuadas, los problemas de aprendizaje a distancia de tus hijos pueden convertirse en triunfos de la enseñanza en casa:

Establece claras expectativas desde un principio. En la escuela, tus hijos siguen una rutina estructurada. Tienen un horario que muestra el orden de las materias y el tiempo de cada período de clase, un código de conducta a seguir, menús de desayuno y almuerzo con lo que va a ser servido en la cafetería cada día y más. La escuela en casa no debe ser diferente. Empieza la semana creando un horario y revísalo con tus hijos para que todos sepan qué esperar de la “escuela en casa”. Utiliza ilustraciones o gráficas para crear tu horario y hacer el proceso más divertido. Nombra tu escuela con un nombre inventado o apropiado como Hogwarts y deja que tus hijos decoren su espacio de trabajo según el tema de la escuela.

Toda gran iniciativa empieza con un objetivo. Si sabes que a tu hijo le es difícil trabajar independientemente o mantenerse motivado, establezcan metas para alcanzar el objetivo o comportamiento que buscas que aprenda. Por ejemplo, para alcanzar el objetivo de que tu hijo trabaje independientemente, una meta puede ser que haga sus tareas escolares sin pedir ayuda por media hora. La clave está en hablar con tu hijo para que él mismo sea el que se ponga la meta. Una vez lograda, establezcan nuevas metas y objetivos o trabajen en otros hábitos que busquen establecer.

Revisa e involúcrate en el trabajo de tus hijos. Trabajar en nuevas metas y expectativas a veces no es fácil, y tus hijos necesitarán de un poco de motivación y mentoría a través del día para empeñarse a trabajar un poco más. Agenda unos cuantos minutos de tu día para revisar el trabajo de tus hijos, señalar lo que están haciendo bien y lo que pueden mejorar. Esto los hará sentirse responsables por su trabajo y así trabajarán con más ganas y empeño.

Recompensa sus esfuerzos. Sabemos que la motivación de los estudiantes puede ser intrínseca o extrínseca, pero todos necesitamos un poquito más en estos momentos. Cuando tu hijo alcanza una meta semanal o incluso diaria, ¡celébralo! Llenen una caja con recompensas para celebrar esfuerzos y logros. Por ejemplo, tiempo en familia en el parque, hornear un dulce o hacer galletas después de la cena, 30 minutos de Mario Kart, una carrera familiar de rompecabezas, etc. Lo importante es que las recompensas sean divertidas pues serán muy esperadas y motivantes.

Confía y verifica. Con los niños pegados a las pantallas para aprender en línea, se les es fácil divagar por el camino virtual equivocado y terminar viendo vídeos de YouTube. Siéntalos a trabajar en un lugar en donde puedas vigilarlos. Durante sus clases virtuales, ¿están realmente prestando atención o están haciendo un "juego de matemáticas" que parece involucrar muy pocas matemáticas? ¿Por qué están viendo fotos de cachorritos de nuevo? Asegúrate de poder hacer y responder este tipo de preguntas.

Motívense en familia. Si tienes varios estudiantes, considera la posibilidad de que trabajen juntos en la misma habitación, en lugar de por separado en sus habitaciones respectivas (¡al menos que pienses que esto los distraerá más!). La pasión de uno por trabajar y aprender puede contagiar al otro. ¿Solo cuentas con un hijo aprendiendo desde casa? Tal vez pueda trabajar con un amigo o primo vía Zoom para sentirse acompañado. Pídele a familiares y amigos que le escriban notitas o palabras de aliento para colocarlas en su espacio de trabajo (¡nada los motivará más que una notita de la abuela diciéndoles lo increíble que será este ciclo escolar!).

¿Necesitas un poco de inspiración? Aquí tenemos una foto de uno de nuestros Navegadores que decoró el espacio de trabajo de sus hijos con citas motivadoras.

PrevioSiguiente

ARTÍCULOS RECIENTES

ago. 14, 2021

Alistándonos para la escuela en un mundo diferente

Un nuevo año escolar siempre es una transición. Y este año la transición se siente mucho más GRANDE. ¿Cómo empezamos a preparar a toda la familia para un año exitoso?

Leer

may. 22, 2021

Lo que hemos aprendido de la pandemia

La pandemia sacó a la luz algunas verdades esenciales sobre el mundo en que vivimos. He aquí lo que hemos aprendido.

Leer